Gervasio Antonio de Posadas

Gervasio Antonio de Posadas y Dávila (Buenos Aires, 1757 – ídem, 1833) fue un político y jefe de Estado argentino.

En 1812 se convirtió en uno de los triunviros del Segundo Triunvirato, y el 31 de enero de 1814, bajo el régimen unipersonal del Directorio, se convirtió en el Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, cargo que ocupará. hasta el 9 de enero de 1815.

Después de estudiar en el Convento de San Francisco en Buenos Aires, ingresó al servicio de Manuel José de Lavardén como asistente legal. En 1789, fue seleccionado notario general por la diócesis, cargo que ocupó hasta los acontecimientos de la Revolución de Mayo. Tener los restos espera la aparición inminente de la revolución, fue sorprendido por la ocupación del Cabildo 25 de Mayo de 1810. Un mes más tarde, sin embargo, fue nombrado fiscal y protector de la ciudad de Buenos Aires.

Bajo el gobierno de Gran Junta, sus donaciones a la Sociedad Patriótica llevó a ser considerado como perteneciente al movimiento político de Mariano Moreno y, por tanto, ser golpeado, después de la revolución del 5 y 6 de abril 1811 una medida de prohibición por los partidarios de Cornelio Saavedra, obligándolo a exiliarse en Buenos Aires y permanecen bajo arresto domiciliario en la ciudad de Mendoza, cerca de mil kilómetros de vuelo de los pájaros de la capital.

Regresó a Buenos Aires, se incorporó en 1812, junto con Nicolás Rodríguez Peña y Juan Larrea, del segundo triunvirato, y como tal tuvo que cumplir con las disposiciones establecidas por la Asamblea del XIII año, que había colocado en el triunvirato el poder ejecutivo. Su trabajo como un triunvirato siendo muy apreciada, la Asamblea decidió poco después del 22 de enero de 1814, para concentrarse en sus manos solo todo el ejecutivo, con el título de Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, inaugurando así el régimen del Directorio. Durante su breve mandato, Cornelio Saavedra y Joaquín Campana, los únicos que no se beneficiaron de una medida de amnistía, tuvieron que exiliarse.

Una de sus principales medidas fue nombrar a José de San Martín Gobernador de Cuyo, enviándole tropas y fondos. Tras la ocupación de Montevideo en 1814, se ocupó de que el líder separatista de la Banda Oriental (que corresponde aproximadamente a la corriente Uruguay), José Gervasio Artigas, fue considerada sediciosa y repudió a los diputados que Había enviado a Buenos Aires, lo que provocó que la Franja Oriental, las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Santa Fe constituyeran una Liga de Pueblos Libres, también conocida como la Liga Federal de las Provincias Unidas. El general José Rondeau, comandante en jefe del ejército del Alto Perú, para considerarse insuficientemente apoyado por el poder central en el asedio que estaba poniendo frente a Montevideo, y sentirse desfavorecido por Posadas a favor de su propio sobrino Carlos Maria de Alvear, se levantó en el norte del país.

Este levantamiento, añadido a la vuelta al trono de España de Fernando VII, el gobierno comenzó a Posadas en serios problemas, y eventualmente lo llevó a renunciar 9 de enero de 1815, 22 días antes de llegar a un período de mandato de una año. Alvear le sucedió en la función de Director Supremo pero tras la caída de este último en abril de 1815 fue encarcelado Posadas, ocupando 22 celdas diferentes en los próximos seis años, hasta su liberación en el medio del 1821. En 1829 comenzó a escribir sus memorias, que terminó un tiempo después.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *