Libia: París pide sanciones contra oponentes electorales

Francia pidió a la comunidad internacional que ejerza la máxima presión, con sanciones, contra todos los que siembran la violencia en Libia.

A través de la voz de su ministro de Relaciones Exteriores, Francia alzó su voz contra las milicias que impiden que Libia avance hacia las elecciones. Debemos “mostrarnos más severos con respecto a aquellos que desean imponer el status quo para su único beneficio”, advirtió el ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, en el marco de la Asamblea General de la ONU. en Nueva York.

Violentos enfrentamientos entre milicias tuvieron lugar a finales de agosto y principios de septiembre en Trípoli, matando al menos a 115 personas. A pesar del acuerdo de alto el fuego firmado el 4 de septiembre bajo los auspicios de la ONU, se han producido nuevos enfrentamientos desde entonces. “Las sanciones recientemente adoptadas por el Consejo de Seguridad contra una serie de traficantes deben ser seguidas por otras sanciones, en particular las milicias que amenazan a Trípoli”, agregó a los medios.

El ministro francés se ha reunido a raíz de sus homólogos de países vecinos (Argelia, Túnez, Egipto, Níger y Chad), así como representantes de Italia y los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, para obtener apoyo en este significado Según París, todos expresaron “la unidad de la comunidad internacional” contra las milicias que intentan jugar con “divisiones reales o supuestas” entre los actores regionales y europeos para evitar el avance del proceso electoral.

Un aplazamiento del cronograma
Reconociendo las dificultades sobre el terreno, Francia, sin embargo, parece no presionar más por la organización de elecciones el 10 de diciembre en Libia, según un calendario adoptado en mayo en París, pero que parece cada vez más insostenible según muchos observadores. “El calendario fue decidido por los propios libios (…) Si Ghassan Salamé (enviado de la ONU), si los cuatro funcionarios libios que se han comprometido con París (en este calendario) creen que debería posponerse la fecha, por qué no “, dice ahora desde una fuente diplomática francesa.

Lo importante es mantener una dinámica hacia las elecciones, insiste París, asegurándose de estar en la misma onda que Roma en este punto y tener la misma “voluntad de cooperación” a pesar de las tensiones de las últimas semanas. “Hubo palabras desagradables que se intercambiaron, pero tenemos un diagnóstico compartido de la situación. La idea no es hacer de Libia una manzana de la discordia “, dice una fuente diplomática francesa.

Italia, que tiene vínculos históricos con Libia, un país rico en hidrocarburos, culpa a Francia por querer ir solo a la resolución de esta crisis. En una alusión descarada a París, Roma denunció la “interferencia extranjera” en Libia y expresó su “desacuerdo” sobre la celebración de elecciones el 10 de diciembre, a juzgar por las condiciones de seguridad no cumplidas.

La oposición de los Estados Unidos
Los Estados Unidos también se oponen a tal afán electoral. “Imponer malos plazos se volverá en contra de” los libios “, advirtió Jonathan Cohen, representante adjunto de Washington ante las Naciones Unidas, que pronostica un” agravamiento de las divisiones “en el país. En el futuro inmediato, “debemos enviar una señal clara a aquellos que estarían tentados a interrumpir el proceso político y en particular las milicias”, insiste ahora París.

Estados Unidos impuso sanciones financieras el 12 de septiembre contra el líder de la milicia libia Ibrahim Jadhran, cuyas fuerzas atacaron importantes terminales petroleras en el este de Libia en junio. Del mismo modo, los líderes de las milicias que intentan obstruir el proceso político para preservar su control sobre ciertos recursos del país deben oponerse a la congelación de activos en el extranjero y prohibiciones de viaje, defiende París.

Algunos observadores dudan, sin embargo, de la efectividad de tales amenazas en un país en caos desde la caída del régimen de Muammar Gaddafi en 2011. Nuevo ejemplo del deterioro de la situación, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) El lunes estimó que alrededor de 500,000 niños libios estaban en “peligro inmediato” en Trípoli.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *